Logo de la Diputación de Castellón Logo de LLum de la Memòria

San Joaquín

Josep Esteve.  Madera dorada y policromada. 1776. 77 x 31,5 x 31,5 cm. Iglesia Parroquial de Soneja.

Descripción

El santo ocupa un pedestal cuadrangular con los ángulos adornados con volutas, mientras que sus superficies aparecen ornamentadas con pinturas que imitan marmoreado y frisos de flores. Repite la figura una posición aprendida de Ignacio Vergara, quien, en efecto, fue su maestro en las aulas de la Real Academia de Bellas Artes de San Carlos de València. Como ejemplo de esta casi imitación podemos citar la imagen de san Joaquín con la Virgen Niña, de la colección de Ana María Cort Vila, que ya hemos mencionado anteriormente. Podemos observar que, aparte de reproducir los vestidos y la posición de forma casi idéntica, exceptuando la cabeza, se copia también la ornamentación rococó entorno al cuello y otros detalles menores como el friso imitando mármol de la peana.
En cuanto a referencias formales le son de aplicación los comentarios que hemos realizado para el San Eliseo de Vergara, presente en esta exposición.
Se hace referencia a la obra en el Libro de la verdad, interesantísimo documento redactado por el escultor y en donde aparecen anotadas de forma escrupulosa y en forma de diario todas las obras que le deben la paternidad. El san Joaquín se da como acabado el 12 de julio de 1776, con la siguiente anotación: “Un san Joaquín de palmo y medio para Soneja por medio de Sidro el tallista solo madera, 9 libras”.
Algunos años más tarde, en 1792, volverá a trabajar para la villa, en esta ocasión a través de un encargo particular. Los hermanos Francisco y H. Soriano le pidieron una Piedad, bella realización todavía conservada en manos de particulares de la misma Soneja.
Hasta el año 2016 la obra estuvo conservada en la ermita de San Francisco Javier de la población.