Logo de la Diputación de Castellón Logo de LLum de la Memòria

Cristo yacente

Anónimo. Finales del siglo XVI o principios del siglo XVII. Pintura sobre lienzo. 96 x 134 cm. Catedral de Segorbe.

Descripción

La figura de Cristo yacente ocupa íntegramente la composición. Se encuentra tendido sobre una sábana, ligeramente incorporado desde la cintura y con la cabeza apoyada en una roca. En la parte superior cuelga una lámpara de aceite, con una luz encendida. A la derecha, a través de la boca del sepulcro, se ve un paisaje de montañas azuladas y una leve vegetación
Representa el cuerpo de Cristo muerto, depositado en su sepulcro. Este motivo iconográfico gozó de una cierta popularidad a partir de finales del siglo XV en el arte italiano, desde donde se exportó al resto de Europa. En el caso de la obra de Segorbe, es notoria la influencia del que preside la Lamentación sobre el cadáver de Cristo obra de Sebastiano del Piombo conservada en el Museo del Hermitage, pero que estuvo largo tiempo en territorio valenciano, puesto que fue encargada por el embajador Vich al pintor durante su estancia romana y trasladada después a su palacio de la capital del reino de Valencia, al regresar Vich de su embajada.
También es destacable el parecido de esta representación con el Cristo que aparece en la obra de Michele Parrasio Adoración de Cristo muerto por san Pío V, conservada en el Museo del Prado, lo cual nos hace pensar en la posible existencia de una fuente común o alguna figura de intenso culto que diera origen a estas imágenes.
La fuerte insistencia en el dibujo de la presente obra y su nada desdeñable nivel de calidad nos hablan de algún pintor valenciano de la órbita de Vicente Requena.