Logo de la Diputación de Castellón Logo de LLum de la Memòria

San Elías

Ignacio Vergara. San Elías. Madera tallada, dorada y policromada. Segunda mitad del siglo XVIII. 104 x 60 x 33,5 cm. Convento de Carmelitas Descalzas de Caudiel.

Descripción

El profeta exhibe aquí su iconografía como vencedor de los profetas de Baal en el monte Carmelo, vestido con túnica marrón de tela y con una capa de piel blanca, antecedente del que será el hábito propio de los carmelitas, que tenían a este santo como su fundador. En la mano derecha enarbola una espada y con el pie del mismo lado pisa la cabeza de uno de los falsos profetas. En el frente del pedestal hay una referencia a su desafío a los profetas, sacrificando en dos altares un buey. Elías hizo que mojaran con agua el suyo y aún así el fuego prendió, como señal divina de ser el escogido.
Con toda probabilidad y dada la importancia de este santo en la orden carmelitana, esta bella escultura debió ocupar un lugar en el antiguo altar mayor de la iglesia conventual, ahora desaparecido, junto con el Eliseo y la santa Magdalena de Pazzis también presentes en esta muestra.
Su referencia formal inmediata creemos que se encuentra en el protagonista del grupo de Laocoonte y sus hijos, escultura helenística de la escuela de Rodas, hecha a principios de la era cristiana, que estuvo en el palacio del emperador Tito y fue redescubierta en la Roma de 1506, hallándose en la actualidad en el Museo Pio-Clementino del Vaticano.
Desconocemos las vicisitudes por las que pasó este conjunto de esculturas de Ignacio Vergara, que hoy posee el convento repartidas por distintas dependencias y que quizá fueron rescatadas por la Junta de Recuperación que funcionó durante la pasada guerra civil.