Logo de la Diputación de Castellón Logo de LLum de la Memòria

Purísima

Taller de Trapani. Alabastro policromado. Finales del siglo XVII. Escultura. 28 x 10 x 13. Convento de Carmelitas Descalzas de Caudiel.

Descripción

La presencia en Trapani, ciudad de Sicilia, de una imagen de la Virgen que llevará el nombre del lugar que la acoje y que está realizada en alabastro, será fundamental para al devenir artístico de la localidad. Gracias al aumento de la devoción a esta imagen y a la demanda de reproducciones en el mismo material en que estaba hecha, la ciudad verá surgir no menos de 40 talleres especializados en la talla en alabastro, entre los siglos XVI y XVIII. Los talleres, en efecto, producirán copias de la imagen de la Virgen de Trapani, pero también otras imágenes, siempre en alabastro, surgiendo una auténtica especialización en la talla de este material e inundando con su producción, de calidad variable, los países europeos.
Este auge y valoración de la escultura en alabastro propiciará también el surgimiento de auténticos linajes de escultores en la isla, como los Gagini en los siglos XV y XVI o los Tipa, ya en el siglo XVIII.
En nuestro caso nos encontramos con una imagen de la Puríssima, que recuerda los modelos seguidos por Murillo, con los brazos plegados sobre el pecho y el rostro girado hacia la derecha y elevado hacia el cielo en gesto de plegaria. A sus pies se sitúa el dragón del Apocalipsis, vencido, y todo el conjunto descansa sobre un pedestal muy dañado y perdido en parte, formado por volutas y una concha en el frente.
La imagen presenta, además, decoración pintada en el manto a base de pequeñas rosetas doradas y en el cabello del mismo color.
Imágenes de alabastro procedentes de Trapani y reproduciendo su famosa Virgen hubieron en Cinctorres y Vila-real y aún hay una, de excelente calidad, pero bastante dañada en el Museo del Desierto de las Palmas de Benicàssim.   
Salvando esa cierta uniformidad que desprenden todas las obras surgidas de manera casi industrial de los talleres de la isla, esta Purísima presenta evidentes concomitancias formales con el san Joaquín y la Virgen niña del Museo de la Catedral de Segorbe.